La Lucha de China por el Control de los Datos

Todos criticamos mucho el poder que se le da al gobierno local y lo comparamos, con el tema del comunismo en la política, de que tu vaca es mía y que vamos a ser Venezuela, pero por el lado de los celulares, las decisiones arbitrarias (como la del bitcoin) y las app’s chinas respecto a lo que hacen con tus datos, o sea, cómo los empoderas y enriqueces a esas empresas que no tienen regulaciones ni políticas occidentalizadas, mucho menos consideraciones éticas convenientes para el usuario, ahí si no se dice nada, supongo que es más difícil de explicar que la vaca que creías que era tuya realmente está en un esquema de renta y que firmaste un contrato electrónico donde para usar la vaca necesitas dar tu ubicación, tu uso y explotación de preferencias acerca de todo y que al final la estrategia no es tener vacas sino que culmina en la creación de una inteligencia artificial, mientras tú en el proceso sientas que posees una vaca y te diviertes con ella haciendo el último baile de moda.

La siguiente potencia mundial será la que tenga la mejor IA a través de la mayor economía de datos, la intención de oriente es superar a las empresas del Sillicon Valley a como dé lugar, es por esto que TIKTOK no tiene como fin se la mejor red social que exista, el fin de este proyecto es precisamente la recabación de data para echar a andar la información a nivel mundial y obtener inferencias importantes de todo tipo con fines económicos y comerciales.

La disputa entre oriente y occidente tiene su base en un agresivo y exponencial crecimiento de la economía china como desde los años 80, esta historia nunca se había sucitado, de un pueblo con un resago tecnológico de décadas, le toma un instante posicionarse como una potencia mundial, el problema, es que la nación oriental en su agresividad no obedece normativas occidentalizadas, sus ciudades crecen a pasos agigantados, despojando a los que trabajaban del campo de sus tierras y los edifición con espacios pequeñísimos, con jornadas laborales que ningún Europeo o Estado Unidense toleraría, a todo esto la cantidad de ricos chinos se ven ya en compañías que se expanden por todos los países, la política de la empresa es su crecimiento a como de lugar explotándolo todo, personas, recursos naturales y en para fines de este artículo, datos.

A raíz de todo esto es que en EEUU se restringe el acceso comercial a Huawei y por el cual la política de Trump era una nacionalización de la mano de obra, el gran cambio y la gran amenaza surge a partir de que china ya no es solamente una nación que vende mano de obra barata sino que es capaz de inventar y mejorar, o copiar y ofrecer más de lo que cualquier producto pueda hacerlo. Sé que al mencionar copiar automáticamente estamos hablando de los derechos de autor y el conflicto que lleva que sean robados prototipos o tecnologías que representan grandes negocios y es ahí donde comienza el problema porque las compañías tecnológicas no pueden solventar los costos de producir en otro lado.

Hace un par de semanas el gobierno chino “castigaba” al líder de la empresa Alibabá por no coincidir con algunas políticas del país aunque se hizo bajo el asegún de prácticas monopólicas, esta semana así como así han retirado de las tiendas de aplicaciones a DIDI, quienes estaban recopilando ilegalmente datos personales de usuarios, todo esto sucedió unos días después de que entrara a la bolsa de Nueva York, lo que hace sospechar que la medida va más bien por el atrevimiento de DIDI de cotizar en la bolsa, es decir que pueda haber inversores que no sean chinos, y no tanto de proteger los datos de los usuarios.