Home Office, ¿la nueva normalidad?

La pandemia generó una digitalización acelerada y forzada en muchos sectores, entre ellos el laboral. Hoy el trabajo remoto llegó para quedarse, al menos en muchos casos. Y con esta nueva modalidad también llegaron nuevas costumbres.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del trabajar en casa?

Por estudios realizados, se estima que que al menos el 29% de la población trabaja actualmente en la nueva modalidad llamada «home office».

Las empresas se han actualizado y les han ofrecido a sus trabajadores dispositivos móviles como herramientas para cumplir satisfactoriamente con sus responsabilidades.

Trabajar desde casa parece de inicio muy atractivo, nos imaginamos en pijama frente a la computadora, con toda la comodidad que nos ofrece nuestro hogar, evitando horas perdidas en el tráfico, estrés y los gastos que derivan de trasladarnos a la oficina y comer fuera de casa, también se ve suma mente implicada la economía de los mismos, ya que ante esta modalidad, los trabajadores gastan menos dinero, debido a las comodidades de estar en su casa.

Para nadie es un secreto que el tráfico es un problema de todos los días, tan sólo entre el DF y el área metropolitana se desplazan diariamente 34 millones de personas en vehículos particulares y de transporte público.

Ahora hablamos del «gran ahorro de tiempo» que a la mayoría de los trabajadores los beneficia, ya que la mayoría de las personas tardan hasta 45 min. en llegar diariamente a sus trabajos.

Hablemos de desventajas

Aunque no lo creas también existen muchas desventajas para esta modalidad tan satisfactoria para muchos, pero no tanto para otros, ¿por qué?

Una de las principales desventajas, y muy importante es no establecer un ambiente laboral adecuado. Para aprovechar la libertad al máximo es necesario establecer horarios y reglas y así separar tu vida personal de tu ambiente laboral.

Lograr obtener la mayor concentración para tus actividades laborales puede resultar todo un reto, ya que pueden surgir demasiadas distracciones como:  la televisión, los amigos, tu pareja o tus hijos pequeños; trabajar en casa requiere disciplina y un espacio tranquilo que funcione como oficina.

Confundir tu «home office» con poder pasar mayor tiempo de calidad con tu familia puede ser un error muy grande, estar en casa nos permite ocuparnos de otras actividades, pero la demanda del trabajo puede hacer que no tengamos tiempo de disfrutar a los hijos o a la pareja por atender pendientes. Una vez más la disciplina y la organización son clave.

Trabajar en casa puede resultar complicado ya que el soporte técnico es una responsabilidad propia del trabajador cuando trabajamos desde casa las fallas técnicas son nuestro problema y aunque la empresa ofrezca asistencia, perderemos mucho tiempo.

Ahora con esta información sabrás que decidir cuando tu empresa te ofrezca trabajar en «home office».

Y como empresa, recuerda que hay herramientas como Frontman, que ayudan a medir la productividad de tus empleados que trabajan en este esquema, optimizando los esfuerzos de todo tu equipo de trabajo.